ZAPATOS CLINICOS

El trabajo en clínicas y hospitales requiere tanto de amplios conocimientos médicos como de resistencia física, ya que es indispensable trabajar muchas horas de pie para brindar la atención oportuna que los pacientes requieren.


Debido a esto, la industria del calzado cuenta con una amplia gama de opciones para los profesionales de la salud, diseñados en su mayoría para evitar las molestias y cansancio propias de la actividad constante, así como el posible desarrollo de alguna enfermedad podológica.


Entre las características a observar para la elección de zapatos clínicos podemos mencionar:


- Horma
: que permita una adaptación natural a los movimientos del pie de forma que estos sean eficientes, facilitando una marcha eficaz para disminuir el cansancio. Debe ser un calzado fácil de quitar y poner.

- Peso
: que sea liviano, oscilando entre los 200 y 300 gr para que evite la fatiga.

- Estabilidad y flexibilidad
: debe ser un calzado estable, que controle la articulación del tobillo con un buen contrafuerte en el talón, dejando libre la articulación y permitiendo la movilidad de los dedos.

- Protección
: que ofrezca una adecuada protección de las articulaciones del tarso y metatarso.

- Amortiguación
: debe amortiguar los impactos para disminuir las molestias de espalda, debemos recordar que se deambula sobre terrenos lisos y duros.

- Agarre y propulsión
: que no resbale; debe tener una suela con buenas propiedades de fricción en seco y con un diseño que permita la dispersión de líquidos sobre superficies húmedas, facilitando el desplazamiento motor.


Para mayores informes sobre los diferentes modelos de zapatos clínicos que puedes adquirir, contacta a nuestros asesores y con gusto te brindaremos la atención personalizada que requieras.