Para adquirir tu uniforme médico es necesario conocer las diferentes telas que se emplean en su confección, con el fin de responder a los específicos requerimientos de tus actividades. La búsqueda de un uniforme que brinde comodidad, durabilidad, protección y estilo puede ser condicionante al mejor desempeño de nuestras labores.


A continuación, enlistamos los tipos de telas empleadas para la confección de uniformes médicos y sus principales características:


Tela de algodón


Al ser un tejido natural, ofrece varias ventajas para la confección de uniformes para enfermeras y otros trabajadores de la salud, ya que es fresca, cómoda, ligera y permite la transpiración sin mayores problemas. Su principal desventaja es que es una tela muy absorbente y que se arruga con facilidad, por lo que de no prestarle el cuidado necesario puede afectar tanto el desempeño como la imagen del usuario.


Telas combinadas (algodón y poliéster)


Una mezcla de algodón y poliéster es versátil, puesto que preserva la frescura y ligereza de la fibra de algodón, complementándola con la fuerza, durabilidad y resistencia a las arrugas del poliéster. Esta mezcla es con frecuencia la preferida para la confección de uniformes médicos, de odontólogos, entre otros especialistas.


Telas Antifluidos


Estos son textiles de última generación que básicamente repelen los líquidos y fluidos (sangre, bebidas, entre otros) por lo que son las más empleadas para la confección de batas y uniformes médicos que se emplean en quirófanos y salas de emergencia. Su principal desventaja radica en que, a pesar de que se pueden limpiar fácilmente, hay que tener diferentes cuidados para su lavado y preservación.


Cada tela cuenta con diferentes características, así que la decisión final está en tus manos. Si requieres más información sobre uniformes médicos, no dudes en contactarnos.